Marvel

Historia detrás de los disfraces de bufón malvado

Un bufón, o algunas veces llamado bromista, bromista, tonto, bromista, bromista o bufón, es alguien que se opta por entretener a la gente. Su diversión incluye música, bromas, canciones, malabares y mucho más. La mayoría de ellos trabajan con un equipo mientras que otros solo lo hacen en solitario. Hoy en día, cuando escuchas a los bufones, o son un payaso aterrador o esos payasos de la época medieval.

Los bufones fueron estereotipados como los que usan vestidos y atuendos de colores brillantes. Parecen tener la licencia para usar una combinación de todos los colores gruesos. Llevan sombreros excéntricos que tienen un patrón abigarrado. Sus sombreros están hechos de tela y tienen 3 o más puntas que tienen una campana al final. En los primeros tiempos, estos puntos representan orejas de burro.

Durante los primeros tiempos, los tribunales y otros gobernantes ricos emplean a un bufón para entretener. Los bufones de la Edad Media son una figura familiar. Durante la época del Renacimiento suelen llevar ropas de sirviente más su sombrero abigarrado. Su único propósito es entretener. Se les consideraba mascotas y no solo para entretener, sino también para criticar a sus amos e invitados.

Dado que estos bufones son contratados a veces para criticar a sus amos, llegó un momento en el que se los calificó de «tontos autorizados». Su comportamiento fue excusado porque por algún decreto fueron contratados para hacer el tonto. Se les da libertad de acción de la corte para actuar como idiotas y, en algunos casos, criticar a sus amos. En otras palabras, son los únicos a quienes se les da licencia para entretener a las cortes reales y a personas prominentes.

En el contexto más popular, los bufones se conocen como villanos. En el cómic popular y las películas de Batman, el Joker es el villano némesis de Batman. Debido a tal insinuación, los bufones pronto fueron denominados bufones malvados. Incluso Marvel tiene su propia versión de The Jester donde usó pequeños juguetes como bombas. Aunque todavía hay bufones hoy en día, tienen más una imagen modernizada de un payaso. El uso de bufones como adversarios de superhéroes convirtió la imagen en un bufón malvado en lugar de un tonto de la corte con licencia.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *